lunes, 14 de marzo de 2016

Yahatantra

nadie como tú

mandala de mi yantra

yantra haiku


un día no moriré

porque te amo

que la arena

es estrellas

en los ojos

del mar


baila amor mío

con la aurora

de mil pétalos

fractales


mi corazón

es tuyo

escúchame latir

mientras respiras

sin espinas

luz azul

De Arkha

domingo, 18 de mayo de 2014

martes, 14 de agosto de 2012

sábado, 4 de agosto de 2012


 ¿Saben Uds. lo que significa amar a alguien? ¿Saben lo que significa amar un árbol, un pájaro, a un pequeño animalito, cuidarlo,alimentarlo, acariciarlo, aunque no reciban nada en cambio, aunque el árbol no les dé sombra, ni que el animalito los siga o dependa de Uds? Casi nadie ama de esta manera, no sabemos en absoluto lo que esto significa, porque nuestro amor está siempre obstruído por la ansiedad, por los celos y el temor - lo cual implica que dependemos internamente de otros y necesitamos que se nos ame. No amamos simplemente y lo dejamos ahí, sino que pedimos algo en cambio; y en ese mismo pedir nos volvemos dependientes. (J.Krishnamurti) #P4070

sábado, 27 de agosto de 2011

Frases de Osho



Existencia: No importa que te amen o te critiquen, te respeten, te honren o te difamen, que te coronen o te crucifiquen; porque la mayor bendición que hay en la existencia es ser tú mismo.

Escuchar: ¡No dependas de los demás! sé un ser independiente. Escucha tu voz interna.

Hombre: La desobediencia es la base del verdadero hombre religioso; la desobediencia a todos los sacerdotes, los políticos y los intereses creados.

Cambio: Cambia tú. Cambia radicalmente. Deja de hacer las cosas que has estado haciendo siempre. Empieza a hacer cosas que no hayas hecho nunca. Cambia radicalmente, vuélvete una persona nueva y te sorprenderás. (. . . ) nunca estés esperando que el otro cambie.

Ambición: El estilo de vida americano depende de la ambición, y mi nuevo hombre tiene que carecer totalmente de ambiciones. (. . . ) no le interesará acumular trastos, y la economía depende de eso. Todas tus agencias publicitarias están metiéndote en la cabeza la idea de acumular cada vez más cosas.

Peligro: Si no vives peligrosamente, no vives. La vida sólo florece en el peligro. La vida nunca florece en la seguridad. (. . . ) cuando todo está yendo a la perfección, fíjate, te estás muriendo y no pasa nada.

Error: Una cosa podría estar bien en este momento y podría ser un error el momento próximo. No intentes ser consistente; de otra forma, estarás muerto. (. . . ) intenta estar vivo con todas sus inconsistencias.

Multitud: La multitud te da certidumbre, seguridad, a costa de tu espíritu. Te esclaviza. Te da unas directrices de cómo vivir: qué hacer, qué no hacer.

Mujer: La mujer es más como la noche. Te rodea, te envuelve, te ahoga, sin ofenderte, sin ni siquiera tocarte.

Meta: La vida no te está esperando en ninguna parte, te está sucediendo. No se encuentra en el futuro como una meta que has de alcanzar, está aquí y ahora, en este mismo momento, en tu respirar, en la circulación de tu sangre, en el latir de tu corazón. Cualquier cosa que seas es tu vida y si te pones a buscar significados en otra parte, te la perderás.

Pena: Uno nunca sabe lo que va a suceder. Y es hermoso que uno nunca lo sepa. Si fuera predecible, no valdría la pena vivir la vida. Si todo fuera como te gustaría que fuese y si todo fuera una certeza, no serías un hombre, serías una máquina. Sólo existen certezas y seguridades para las máquinas.

Tecnología: La vida no es una tecnología, ni una ciencia. La vida es un arte, has de sentirla. Es como el caminar por una cuerda floja.

jueves, 25 de agosto de 2011

Algodón azul


Eterna espiral


Corazón


El corazón de la espiral que nace y no deja de ser, como viniendo del espacio infinito a congraciarse con la realidad. Haciendo de ella una maravillosa verdad.

viernes, 12 de marzo de 2010

domingo, 14 de febrero de 2010

Margarita azul para ti.

¡Feliz Día de San Valentín!

domingo, 24 de enero de 2010

Mandala Ying Yang

Por los sueños posibles



Tauro


Te extraño Saúl. Este fractal nació un sábado. Se parece mucho a los fractales que están en la columna lateral. A tus fractales que son lindos y que tanto admiro, a la belleza que repartes y la alegría que me das cuando compartes lo que conoces, así como tus sueños y expectativas. Aprendo contigo mucho y te quiero.

La rosa extraña al poeta
que habla con la luna
y le susurra versos a las estrellas.

Un beso.

martes, 12 de enero de 2010

jueves, 7 de enero de 2010

De tus sueños

duerme mi dulce niña
que hoy escribo para ti...

tierna es la luz
donde humedece
el cálamo
su mirada
para cuidar
tu sueño

para decorarlo de cosas bellas
mientras respiro tu corazón

es bello verte así...

ser una gota de rocío
sobre el silencio blanco
de tu rostro

el duendecillo fiel de tu almohada

tal vez también
esta nota
que el invierno desliza
mientras escribes
mi nombre
en la ventana

lunes, 21 de diciembre de 2009

A Veces

el cielo no es el mar
ni tus ojos los míos

el agua no es azul
sólo a veces...

a veces ni los árboles
son manos
como esta copa
de tristeza

como esta piedra
de llanto

como este fuego
de quebranto

a veces
no somos esta llaga

ni nosotros
a veces este río...

...este sueño...

ni siqueira
a veces...


sábado, 21 de noviembre de 2009

viernes, 20 de noviembre de 2009

Sueño Bordado


sábado, 7 de noviembre de 2009

El rayo verde

De la lectura se desprende que uno pueda creer en el amor de la forma más maravillosa y pura.

Quizás al encontrarte cerca de una playa mirando el horizonte puedas abrigar la esperanza de encontrar un rayo verde que ilumina tu mirada como un suave gorjeo de pajaros que canta en tu alma. Por ser el secreto que guarda para quien lo visualiza.


Les dejo fragmentos del libro. Creo que os gustará.
..............
-Bueno -contestó Olivier Sinclair-, precisamente en eso consiste la gran variedad de aspectos del océano. Si se levanta un poco de aire, cambia su faz, se llena de arrugas y las olas lo coronan de pelo blanco, envejecién¬dolo con sus fosforescencias caprichosas y sus encajes de espuma. -¿Cree usted, señor Sinclair, que algún pintor, por famoso que fuera, podría llegar a reproducir en una tela todas las bellezas del mar? -No lo creo, señorita Campbell. ¿Cómo podría hacerlo? El mar no tiene color propio. Sólo es un vasto reflejo del cielo. ¿Es azul? No será con el color azul que podremos pintarlo. ¿Es verde? Tampoco podremos ha¬cerlo con el color verde. Ah, señorita Campbell, cuanto más lo miro más maravilloso lo encuentro. ¡Océano! Esta palabra lo dice todo. ¿Qué son a su lado los más grandes continentes? Pequeñas islas rodeadas por sus aguas. Cubre las cuatro quintas partes del mundo. Por una especie de circulación permanente, se nutre con los mismos vapores que desprende, y con los cuales alime¬ta las fuentes que vuelven a él a través de los ríos, o que vuelve a recobrar con la lluvia que ha salido de su seno. Sí, el océano es infinito, infinito como el espacio que se refleja en sus aguas. -Me gusta oírle hablar con ese entusiasmo, señor Sinclair -contestó la señorita Campbell-, y yo también comparto su entusiasmo. Sí, a mí también me gusta el mar tanto como a usted. -¿Y no temería usted afrontar todos sus peligros? -preguntó Olivier Sinclair. -No, de verdad, no tendría miedo. ¿Puede tenerse miedo de lo que se admira? -Usted habría sido una intrépida viajera -dijo Olivier. -Quizá sí, señor Sinclair -contestó la señorita Campbell-. En todo caso, de todos los libros de grandes viajes que he leído, prefiero aquellos que tuvieron por objeto descubrir mares lejanos. ¡Cuántas veces he acompañado (con el pensamiento, claro) a todos esos grandes navegantes, en las profundidades desconocidas! No encuentro nada más envidiable que el destino de esos grandes héroes que han llevado a cabo proezas tan magníficas.
...........................

Pálida estrella de la noche, lejana mensajera,
cuya frente luminosa surge entre el velo de Occidente,
¿qué miras en la llanura?

.............

En aquel momento todos sus pensamientos iban dirigidos a la señorita Campbell. De todos los peligros que había corrido, voluntariamente, es cierto, ya no se acordaba. De lo único que se acordaba de aquella noche horrible, era de las horas pasadas al lado de Helena, en aquel hueco oscuro, cuando la protegía con sus brazos del furor de las olas. Volvía a ver el rostro de aquella bella muchacha, más pálido por la fatiga que por el temor, y volvía a oír su voz conmovida que le decía: «¡Cómo!, ¿ya lo sabía usted?», cuando él le había dicho: «Yo sé lo que hizo usted cuando iba a ahogarme en el abismo de Corryvrekan.» Se imaginaba de nuevo en aquella estre¬cha gruta, dentro de la cual, queriéndose sin decírselo, .habían sufrido y luchado uno al lado del otro durante largas horas. Allí habían dejado de ser el señor Sinclair y la señorita Campbell. Se habían llamado Olivier y Helena, como si, en el momento en que la muerte les amena¬zaba, hubieran querido nacer a una nueva vida.
Una serie de pensamientos se agolpaban en la cabeza del joven mientras se paseaba por la meseta de Staffa. Por grandes que fueran sus deseos de volver al lado de la señorita Campbell, una fuerza invisible le retenía a pesar suyo, porque de hallarse en su presencia sin duda habría hablado demasiado, y no deseaba hacerlo.


....................
¡Oh, tú que corres por encima de nuestra cabeza,
redondo como el escudo de nuestros padres,
dinos de dónde parten tus rayos, divino sol!
¿De dónde viene tuluz eterna?

¡Tú avanzas impasible con tu belleza majestuosa!
¡Las estrellas desaparecen en el firmamento!
¡La luna pálida y fría se esconde en las brumas de occidente!
¡Tú sólo te mueves, oh sol!
¿Quién podría acompañarte en tu carrera?
¡La luna se pierde en los cielos;
tú sólo eres siempre el mismo!
¡Tú te recreas sin cesar en tu esplendente marcha!
¡Cuando retumba el trueno y luce el relámpago,
tú sales de la nube con toda tu hermosura
y te ríes de la tempestad!

.................

Todos, inmóviles y más emocionados de lo que se pueda imaginar, miraban el disco solar que iba movién­dose oblicuamente hacia el horizonte, descendiendo cada vez más, hasta que pareció quedar suspendido un instante sobre el abismo. Luego la curva del disco empe­zó a desaparecer dentro del agua.
No había duda alguna sobre la presentación del fe­nómeno. ¡Nada turbaría aquella admirable puesta de sol! ¡Nada vendría a interceptar su último rayo!
No tardó en desaparecer la mitad del disco del sol 'detrás de la línea del horizonte. Algunos rayos lumino­sos lanzados como flechas de oro, brillaron un momen­to sobre las rocas de Staffa. Detrás de ellos, los acantila­dos de la isla de Mull y el monte de Ben More se tiñeron de púrpura.
Por fin sólo quedó un ligero segmento del arco su­perior flotando en el horizonte.
-¡El rayo verde! ¡El rayo verde! -exclamaron al uní­sono los hermanos Melvill, la señora Bess y Partridge, cuyos ojos se habían impregnado por un cuarto de se­gundo con aquella incomparable tonalidad del último rayo de sol.
Únicamente Olivier y Helena no habían visto nada del fenómeno que acababa de producirse, después de tantos intentos infructuosos.
En el momento en que el sol lanzaba su último rayo a través del espacio, sus miradas se cruzaban olvidándo­se de todo en la mutua contemplación.
Pero Helena había visto el rayo negro que lanzaban los ojos del joven; y Olivier el rayo azul que se había es­capado de los ojos de la muchacha.
El sol había desaparecido totalmente; pero ¡ni Olivier ni Helena habían visto el rayo verde!


Julio Verne

jueves, 1 de octubre de 2009

viernes, 25 de septiembre de 2009

Parque de la Exposición Una escultura que da besitos a todo aquel que llega.
Parque de la Exposición. Una farola de dos brazos. Dos luces que alumbran
Una niña captando mi imagen con su cámara de juguete, preciosa me encanto.
De bajada por el Malecón Armendariz, encontré a este árbol.
Las flores del Malecón Armendariz. Dos flores.
Las conformación de piedras, tiene un estética que encanta, aparte de los colores.
Inmediatamente la vi, no pude resistirme a no tomarla.
Tiene una perfección en su estructura. Actualmente estudio a las plantas y su constitución, me maravilla como pueden realizar estás variaciones. Realmente son bellas.
Para tomar está foto he trepado rocas y rocas, pero el poder captar la imagen bien valió la pena.
Es una gaviota que estuve persiguiendo para tomarle una foto. El sonido que hacen es inolvidable. Estuve sentada oyendo las olas como revientan, el silbido de la brisa que roza tu cara y el sonido de las gaviotas. En su conjunto hacen una sinfonía melódica e inolvidable, un concierto que da la naturaleza gratuitamente.
Mientras bajaba, ellos estaban tomándose fotos, en medio de su intimidad logré tomarles una. Una escena muy dulce a mi parecer.

En la avenida Arequipa encontré esta planta con su flor asomándose a mi vista es muy bonita.

La virgen tallada, en plena acera la vislumbre y me pareció hermosa.


Está semana he comenzado mi aventura de dedicarme a la fotografía, he recorrido el Malecón Armendariz, las calles de Pueblo Libre y he terminado en la Av. Arequipa.

El trayecto más largo que recorrí fue el del Malecón Armendariz.
Sinceramente fue una experiencia distinta a las que he vivido. Nunca me aventuro de está manera y bueno se presento la oportunidad, así que es otra de mis actividades.

La belleza está en ello en lo simple... en aquello que nos saca un hálito y se escapa tan rápido como un suspiro...¡Pero vaya como lo recordamos! Tan pequeño instante que nos hace sonreir y que lo guardamos en nuestra mente.

En mi caso detengo el tiempo un instante, lo plasmo y lo hago eterno.

Joya del Buddha


domingo, 13 de septiembre de 2009

sábado, 5 de septiembre de 2009

martes, 25 de agosto de 2009

domingo, 23 de agosto de 2009

Gong


Vientre de Cristo


arde de sal

la sangre de la luz


el fuego de sus pétalos

en el corazón vítreo

de una lágrima


aleteo

sábado, 22 de agosto de 2009

miércoles, 19 de agosto de 2009

Sañay / Un regalo

Mosoq p’uchayqa sañan,
El nuevo día es un regalo,

Hoq ñaupariq kawsayninchispi,
Un evento para destacarnos,

Pacha illariypin k’anchan suyakuy,
Al amanecer las esperanzas brillan,

K’uychi hina lliphiyninwan intiwan kuska,
con fulgores de colores al lado del sol,

yapamanta mosoq kay kusikunanchispaq,
es una nueva circunstancia para ser felices,

khunanmi aswan allin kananchispaq,
hoy es el momento de ser mejores,

qhaynunchaymanta khunan ruway aswan allin kanan,
lo que hoy hagamos debe ser mejor que ayer,

paqarin asman kusa kananpaq.
para que pueda ser superado mañana,

ama qonqasunchu hinallamantachu allinkayqa,
no debemos olvidar que el éxito no es casual,

aswanmi yupaychay:
sino la recompensa:

Maskhaqpaq hinaspipas chaypaq llank’aqpaq,
Para quien buscó y trabajó por él,

Lak’akuqspan hatariqpaq,
Para quien al caer supo levantarse,

Ñakariyninpi mañakuy mañakuqpaq,
Para quien pidió ayuda cuando necesitó,

Qori sonqo sumaq kayniyoq kaqpaq,
Para quien fue solidario útil y servicial,

Llup’awan llank’aynin ruwaqpaq,
Para quien honró el encargo de una labor,

Sapan waqcha kayninpi runamasinta maskhaqpaq,
Para quien en su soledad buscó compañía,

Pantasqankunamanta yachaqpaq,
Para quien aprendió de sus errores,

Chikilla yapamanta qallariyta munaqpaq,
Para quien siempre estuvo presto a empezar,

Yuyayninpi allin churaqpaq...
Para quien entendió que...

¡Waylluy chaskikuyqa wayllusqamantan!
¡El amor es recompensa de amar!

Noemí Vizcardo Rozas

Melodia con estrellas

Melodia con estrellas